arrow-circle-down arrow-circle-left arrow-circle-up arrow-down arrow-left arrow-line-right arrow-right arrow-up ballon close facebook filter glass lock menu phone play point q question search target twitter

Patrocinios sociales

Arquia Social apoya a aquellas organizaciones que, compartiendo sus principios y objetivos, orientan sus esfuerzos en acciones que repercutan positivamente en las personas más necesitadas.

Desde sus inicios, ha colaborado activamente con instituciones sin ánimo de lucro y de reconocido prestigio en sus acciones finalistas, en el sector de la construcción en el tercer mundo destinado a servicios para la comunidad.

Acerca de patrocinios sociales

Arquia Social actualmente ha colaborado activamente con instituciones sin ánimo de lucro y de reconocido prestigio en sus acciones finalistas, en el sector de la construcción en el tercer mundo destinado a servicios para la comunidad. Patrocinios en el Tercer Mundo a proyectos de cooperación con entidades como Arquitectos sin Fronteras o la Fundación Cerro Verde, etc…han beneficiado a comunidades de Burkina Faso, Haití, Honduras y Marruecos. En 2017, por quinto año consecutivo, Arquia se ha unido a la Recogida de Alimentos mediante la donación de 100.000 euros, igualando la donación realizada en los años anteriores.

Recientemente, y a la vista de la evolución de la crisis actual, se prioriza el refuerzo de sus líneas de actuación mediante el desarrollo de programas propios para dar respuesta a las principales demandas sociales, priorizando sus acciones dirigidas a colectivos en peligro de exclusión de nuestro entorno más inmediato, en su objetivo de ser una entidad más cercana y comprometida con la sociedad.

  • Escuela en Bissiga - Arquitectos Sin Fronteras
  • La nueva escuela del poblado de Bissiga en Burkina Fasso

     

    La participación activa de todo el poblado en las diferentes fases y la capacitación de la población local en técnicas constructivas sostenibles, claves del proyecto.

     

     

     

     

    En 2013, Arquitectos sin Fronteras presentó a Arquia Banca el proyecto de construcción de un centro escolar en la zona rural de Bissiga, en Burkina Faso. Su objetivo, al que Arquia Banca se sumó con entusiasmo, mejorar las infraestructuras educativas del país para facilitar el acceso al aula de niñas y niños de educación primaria, sabiendo que la escolarización implica una mejora de las condiciones de vida y un mejor desarrollo económico para toda la población.

     

     

     

     

    Las condiciones climáticas, con una época anual de lluvias fuertes que paralizaban la construcción, y el trabajo de sensibilización del poblado para su participación activa en todas las fases del proyecto, condicionaron la programación de la obra.

    Todas las reuniones de preparación del proyecto siempre han tenido una fuerte participación de la comunidad local, contando con la presencia de los jefes tradicionales.

    Finalmente, en setiembre de 2017, ASF nos anuncia que el centro escolar se ha finalizado y se encuentra plenamente activo.

     

     

     

     

    Durante cuatro años, fuimos partícipes, a través de los miembros de ASF, de la evolución del proyecto y el beneficio que supuso en la comunidad de Bissiga. La escuela dispone de 70 niños y niñas superando las expectativas iniciales, gracias a la presencia local que ha adquirido la escuela, utilizada como espacio de reunión en horario no escolar, y a las labores de la contraparte de ASF para animar a la escolarización.

    Nuestras más sinceras felicitaciones y agradecimiento a ASF por el éxito de la acción y la oportunidad de haber podido formar parte de ella.

     

     

  • Centro de formación en Tanseigha - Arquitectos Sin Fronteras
  •  

    Centro de formación profesional en agricultura y ganadería para jóvenes desescolarizados en Tanseigha, Burkina Fasso

     

    Facilitar el acceso a la formación profesional y técnica de jóvenes desescolarizados en las zonas rurales y contribuir a la seguridad alimentaria de la población, una mejora de las condiciones económicas y de vida de la población.

     

     

     

     

    Arquitectos sin Fronteras presentó a Arquia Banca en 2012, el proyecto de un Centro de formación profesional y técnica de jóvenes desescolarizados en agricultura y ganadería en Tanseigha, que continuaba las acciones que llevaban a cabo en Burkina Faso desde 2002.

     

    El objetivo era el empoderamiento de un colectivo vulnerable como es el de los jóvenes y las jóvenes desescolarizados en zonas rurales facilitando su acceso a la formación profesional y técnica. 

     

    El proyecto permitía mejorar las condiciones económicas de la población y consecuentemente sus condiciones de vida, a la vez que se apoyaba el proceso de alfabetización que les ofrecía una mayor autonomía vital.

     

     

     

     

    El Centro de formación se asociaba a un centro de investigación en técnicas agropecuarias que la asociación APS, contraparte local de ASF, tenía en la zona, con amplios terrenos en los que desarrollaban estudios y pruebas en técnicas de agricultura y de cría de animales, y que crearía sinergias beneficiosas para ambos centros con el trasvase de técnicas y conocimientos.

     

    Arquia Banca analizó el proyecto viendo su potencial en la mejora de la calidad de vida y de economía familiar de la población de las aldeas circundantes decidió colaborar activamente en esta iniciativa.

     

     

  • Asociación de mujeres productoras de karité - Arquitectos Sin Fronteras
  •  

    Apoyo a las mujeres productoras de karité en Burkina Fasso


    Promover la autonomía de las mujeres mediante la mejora de sus condiciones de trabajo y el fomento de sus actividades de producción.

     

     

     

     

    Arquitectos sin Fronteras, en su objetivo de seguir fortaleciendo las agrupaciones y colectivos más vulnerables y de potenciar el tejido asociativo desde una perspectiva de género como motor básico y esencial de desarrollo integral y local, presentó a Arquia Banca en 2009, un proyecto de apoyo a la Asociación Ragussi, formada por 1.500 mujeres que cosechan y transforman almendras de karité biológico y convencional. La propuesta consistía en la construcción de infraestructuras para fortalecer sus competencias y les permitiesen desarrollar actividades generadoras de ingresos.

     

     

     

     

    El proyecto contribuía a disminuir los índices de pobreza de la población rural, incidiendo en el colectivo femenino. Asociaba un plan de alfabetización y capacitación técnica sobre gestión de comercios y técnicas de producción entre otros, junto a sensibilización en salud reproductiva y salud materno-filial. Y por último, la propuesta preveía la construcción de una guardería en el que podrían alojar a sus hijos durante la jornada laboral, integrando a miembros de la comunidad como mujeres mayores o adolescentes, que asumirían el cuidado de los niños.


    El proyecto contemplaba las diversas necesidades de las mujeres locales y tenía un gran potencial de sostenibilidad económica. Arquia Banca, una vez analizada la propuesta, decidió colaborar con ASF en esta excelente iniciativa.

     

     

  • Centros escolares en la provincia de Houet, Burkina Fasso - Arquitectos Sin Fronteras
  •  

    Fomentando la educación como factor de desarrollo

     

    Arquitectos Sin Fronteras llevó a cabo una gran mejora de la educación en la provincia de Houet en Burkina Fasso y la calidad de vida escolar de los niños y niñas de los poblados de la zona con la construcción de 4 centros escolares en 4 poblados. Se trabajó también en el saneamiento de los poblados y en un incremento de los recursos económicos a través de la construcción y la capacitación.

     

     

     

     

    La zona presentaba una población en rápido crecimiento a causa de la fuerte natalidad, de la migración por la fertilidad de sus tierras, por los nuevos yacimientos de oro encontrados y por la proximidad con Costa de Marfil de donde, a causa de la guerra civil, los Burkinabeses emigrados se vieron obligados a huir.

    No todos los poblados disponían de escuelas, la gran mayoría contaban con cubiertas de paja o daban las clases al aire libre. Y allí donde existían escuelas, la gran demanda hacía que las clases llegaran a doblar el número de alumnos.

     

     

     

     

    La construcción de las nuevas instalaciones en los poblados de Siénou, Farako, Déguéien, Kouncho con la asociación local Petit à Petit, contó con la participación activa de los beneficiarios, convirtiéndose en puntos de formación e intercambio, además de beneficiar a más de 700 niños y niñas de la zona.

     

     

  • Impulso a la educación - Fundación Cerro Verde
  • Un impulso a la educación en la aldea de Cerro Verde

     

    La mejora de las condiciones de la población infantil a través de su escolarización en una infraestructura de calidad es una iniciativa que incide positivamente en toda la sociedad.

     

     

     

     

    En 2014, la Fundación Cerro Verde contactó con Arquia Banca y presentó el proyecto de mejora de la escuela de la Aldea de Cerro Verde en Honduras, una pequeña comunidad en la región de Choluteca habitada por un reducido número de familias en viviendas edificadas por ellos mismos de forma rudimentaria.

     

     

     

     

    La Escuela tenía un espacio para los niños de 2 a 6 años y un aula en donde estaban juntos los niños de 6 a 12 años. La Fundación Cerro Verde, junto a las autoridades educativas y la comunidad, tenían el objetivo de construir nuevas aulas, dotar al centro de electricidad, agua corriente y de construir aseos y una cocina. Arquia Banca, consciente de que el fomento de la educación de calidad es un elemento esencial para el desarrollo de las sociedades, se sumó a la iniciativa junto a la Fundación Cerro Verde, entidad con experiencia en la zona y quienes crearían las condiciones y coordinarían la acción para conseguir llevar a cabo el proyecto.

     

     

     

     

    Durante los dos años que duraron las obras, un grupo de estudiantes del último curso de Ingeniería de la Universidad Europea de Madrid acudieron para colaborar en las obras acompañados de un profesor. Se contó en las obras con la colaboración de un grupo de estudiantes del último curso de Ingeniería de la Universidad Europea de Madrid, acompañados de un profesor.

     

     

     

    Gracias al esfuerzo de los miembros de la Fundación Cerro Verde, a la implicación de las autoridades y la esencial colaboración de la comunidad, la transformación de la Escuela fue posible y actualmente acoge un Instituto que imparte el Bachillerato Técnico Profesional en Contaduría y Finanzas.

     

    Arquia Banca agradece a la Fundación Cerro Verde la oportunidad de colaborar en esta excelente iniciativa.